Señales de calma

Hoy quiero hablarles de las señales de calma. Este tipo de lenguaje corporal es algo que los perros, seamos de la raza que seamos, traemos de serie. Es el modo de comunicación entre los de nuestra especie. Es un lenguaje universal.

Es posible que para alguno de ustedes esto haya pasado prácticamente desapercibido. Quizás aquellos de ustedes que sean más observadores y  que suelen analizar más la conducta de su perro habrán podido observar  que casi siempre reacciona del mismo modo ante ciertas situaciones.

No se trata de una manía del perro ni de algo fortuito. En esos casos lo que están observando es nuestro lenguaje corporal y las señales que tratamos de enviar al otro perro para comunicarnos con él.

Queremos recomendarles un libro que habla explícitamente de ello y que puede hacer que  nos entiendan e interpreten mucho mejor de ahora en adelante. Se trata del libro: El Lenguaje de los Perros. Las señales de calma. Autora: Turid Rugaas. Edit.KNS Ediciones.

Les dejamos con un pequeño resumen  de algunas de estas señales de calma y su significado.

Y un consejo: cuando paseen con su perro y se encuentre con otros perros  o cuando estén en casa y llegan visitas desconocidas para él, dediquen unos minutos a observar detenidamente su conducta, su lenguaje corporal,  intenten comprenderlo, estamos seguros que ello hará que mejore la comunicación y la relación entre  ustedes y él.

ALGUNAS DE LAS SEÑALES DE CALMA Y SU SIGNIFICADO:

Girar la cabeza: Usamos este movimiento cuando por ejemplo otro perro se nos acerca de una forma demasiado directa o demasiado rápido. Es una manera de decirle que se calme. O también solemos quedarnos quietos, inmóviles y con la cabeza ladeada ante situaciones que nos incomodan o si por ejemplo se nos acerca otro perro de mayor envergadura a la nuestra.

Interponerse: Cuando los perros nos interponemos físicamente entre perros o personas es una clara señal de calma en aquellos casos en que la situación es algo tensa: perros jugando de un modo demasiado agresivo o humanos desconocidos demasiado cerca de otro miembro de la manada.

Bostezo: No siempre bostezamos por que tengamos sueño. Usamos el bostezo a modo de técnica de relajación del mismo modo que ustedes usan la respiración lenta y profunda. Bostezamos cuando nos sentimos nerviosos, temerosos, estresados o demasiado incómodos ante una situación, por ejemplo, al entrar en el veterinario, si sujetan con mucha fuerza y tensión la correa, ante los gritos o riñas entre humanos.

P.D: Queremos agradecer a nuestra buena amiga Mònica, la recomendación que hizo a Pedro y Neus del libro antes citado. Ahora los cuatro nos entendemos mucho mejor.

Fermín.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s